lunes, 26 de marzo de 2018

GESTIÓN DE LOS SEGUROS PERSONALES DE PREVISIÓN CON EL PASO DEL TIEMPO



Cuando una persona se independiza y, sobre todo, a partir del momento en el que constituye un núcleo familiar o adquiere ciertas responsabilidades con terceras personas desde un punto de vista afectivo y toma consciencia de unas obligaciones morales y/o patrimoniales, como por ejemplo la compra de una vivienda, el inicio de un negocio, etc. se plantea en ese momento la cuestión: “¿Qué pasa si, por cualquier circunstancia, yo falto o, temporalmente, no puedo asumir mis responsabilidades patrimoniales?”.

Es en ese momento cuando nos planteamos la contratación de los seguros de previsión convencionales básicos, los de toda la vida: el seguro de vida tradicional, el seguro de accidentes y, principalmente en el caso de los autónomos, el seguro de baja diaria que tiene como objetivo hacer frente a las necesidades del día a día en el caso de una baja por motivo de un accidente o una enfermedad común que en ocasiones puede llegar a ser de más de un año de duración.

Pero como nuestras circunstancias personales evolucionan, lo que en un momento determinado se adapta perfectamente a nuestra situación en una fase concreta de nuestra vida, con el paso del tiempo se puede quedar obsoleto: nuestros hijos acaban sus estudios y se emancipan (o no, en el peor de los casos), acabamos de pagar la hipoteca (o no, en el peor de los casos), etc. Y entonces nos planteamos la necesidad de seguir manteniendo unas pólizas que se han ido encareciendo con el paso del tiempo (como pasa siempre en el caso de las pólizas de vida anual renovables) o no son tan necesarias como en el momento concreto en el que se contrataron (seguro de orfandad, cuando los hijos finalizan sus estudios, o seguro de accidentes, en el caso de personas con actividades profesionales de riesgo).

lunes, 26 de febrero de 2018

DESIGNACIÓN DE BENEFICIARIOS. MÁS IMPORTANTE DE LO QUE CREES.


Continuamos alimentando nuestro blog con nuevas entradas; empezaremos ahora con una serie de artículos de tipo técnico con la intención que los profesionales del seguro, nuestros colaboradores y clientes finales puedan remitirse al blog para consultar algunos de las dudas y preguntas más frecuentes que recibimos sobre los seguros personales y productos de ahorro.

En esta ocasión vamos a tratar el asunto de la Designación de Beneficiario en las pólizas de Seguros de Vida. Es práctica habitual que la entidad financiera exija al solicitante de un crédito hipotecario que contrate un Seguro de Vida en el que en caso de fallecimiento o de invalidez del asegurado, el beneficiario de la indemnización sea la entidad financiera por el importe pendiente de amortizar (y el resto a los beneficiarios designados).

En muchas otras ocasiones el Banco no exige que se le designe expresamente como beneficiario, sino que solamente exige la contratación de un seguro de VIDA por un capital igual o superior al del crédito hipotecario para que en caso de infortunio, la familia tenga capacidad financiera para hacer frente al pago del crédito. Son frecuentes las consultas que nos llegan sobre estos puntos:

viernes, 13 de octubre de 2017

EL CUIDADO DE NUESTROS PADRES


Puede ser devastador para los hijos comprender que sus padres, que una vez mostraron vigor y salud, ya no se valen por sí mismos. Tal vez nuestro padre o nuestra madre se ha caído y roto una cadera, o se ha desorientado y perdido, o sufre una enfermedad grave.
Por otro lado a los mayores quizá les cueste aceptar que su salud u otras circunstancias limitan su independencia. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos cuidar de ellos?

martes, 1 de agosto de 2017

ENVEJECEMOS



Hace pocos días el Instituto Nacional Estadística nos ponía al corriente sobre que la esperanza de vida de los españoles aumenta. Desde un punto de vista personal podemos alegrarnos ya que todo indica que viviremos unos cuantos años más que nuestros abuelos, pero si ese dato lo analizamos junto con el índice de nacimientos anuales, la cosa se pone negra.

miércoles, 21 de junio de 2017

¿CREES QUE SABES CUÁNTOS TIPOS DE SEGURO DE VIDA EXISTEN?


Todo lo que siempre quiso saber sobre los seguros de vida y nunca se atrevió a preguntar. Parafraseando el título de la película de Woody Allen (y con una temática algo menos sugerente) retomamos nuestro blog con una pregunta para la que quizás no conozcas la respuesta.

¿Cuántos tipos de seguros de vida existen?

Las diferentes modalidades de los seguros de vida dependen de si el pago de la cantidad pactada en el contrato depende del fallecimiento o supervivencia del asegurado. Básicamente, existen cuatro modalidades: seguros de riesgo para caso de fallecimiento, seguros de ahorro para caso de supervivencia, seguros mixtos que combinan los dos anteriores y seguros de rentas.

Cada uno de estas modalidades de seguro de vida tiene sus propias características. Veamos en qué consiste cada una.