jueves, 20 de junio de 2013

La igualdad entre sexos llega a los seguros. Paridad de primas.

Ya han pasado varios meses desde que se hizo efectiva la prohibición  de discriminación por motivo del género en el cálculo de las primas de seguro, por lo que puede ser un buen momento para pararse a pensar un poco sobre el  tema y ver cómo se ha aplicado.

En primer lugar y reflexionando sobre la propia  prohibición de  discriminación, pensamos que la tarea de darle precio a un seguro de vida, de autos o de cualquier otro tipo obliga a la aseguradora a seleccionar el riesgo que quiere asumir, a diferenciar unos riegos de otros para aplicarles tarifas de seguro diferentes. En la propia naturaleza de la suscripción de un seguro  está la labor de seleccionar, elegir, diferenciar, discriminar en definitiva  un riesgo de otro.