lunes, 28 de octubre de 2013

El tamaño no importa... ¿O sí?


Este título hace referencia a las compañías de seguros de pequeño y mediano tamaño que han demostrado a lo largo del tiempo (algunas son entidades centenarias) su profesionalidad y buen hacer.

Hoy en día parece que lo que prima es el tamaño (grandes grupos bancarios, grandes compañías de comunicación, grandes multinacionales de todo tipo... que manejan el mercado a su antojo), nos dejamos llevar por la sensación de seguridad que parece pueden dar las grandes compañías que dominan el mercado con sus continuas campañas publicitarias y tanto el ciudadano de a pie como el legislador siguen viendo en el tamaño un valor seguro. ¿Pasa lo mismo en el mercado asegurador?

viernes, 4 de octubre de 2013

Dependencia ¿Pública o Privada?

¿Qué tiene que ver un cuento como Alicia en el País de las Maravillas con nuestra Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de  Dependencia? Algo que define el concepto de rapidez está explicado en dicho cuento, cuando una de las cartas de la baraja francesa, la Reina Roja, le dice a Alicia:
“Aquí para permanecer en el mismo lugar debes de correr mucho, mucho. Y si quieres ir a otro lugar tienes que correr por lo menos dos veces más rápido”. Esto es: rapidez de respuesta, rapidez en lo que nos piden nuestros clientes, nuestro mercado.
Dicho esto, en 2006 se aprobó la Ley 39, del 14 de diciembre, para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de  Dependencia (en adelante, LD) y ya se vio que había que poner en marcha un sistema que diese protección a los más necesitados en realizar los actos más esenciales de la vida diaria. Así se creó el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia y, por desgracia, poco ha variado en estos años y lo que es peor, en los próximos, ya que solamente puede ir en aumento el número de personas dependientes, debido al envejecimiento de la población y porque disminuirá el número de cuidadores informales, a medida que se incremente la participación en el mercado laboral de las nuevas generaciones de mujeres. Por éstas y otras razones la atención a la dependencia continuará en el futuro siendo una necesidad social digna de protección que más que nunca requiere rapidez en la respuesta.