lunes, 16 de junio de 2014

LA DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS EN LAS GRANDES SUPERFICIES ¿NUEVA FORMA DE VENTA?

La venta y comercialización de seguros cada vez está cambiando más y más… De aquellos años en lo que los seguros sólo te los ofertaba el familiar “vendedor de seguros”, en la actualidad nos encontramos con que dichos seguros son distribuidos por múltiples canales y vías: corredurías, agentes, internet, etc. siendo una de ellas la de la distribución de seguros en grandes superficies.
En dichas grandes superficies ya no sólo se pueden comprar los productos de consumo, hoy en día nos encontramos con todo tipo de servicios; telefonía, viajes, productos financieros, así como productos aseguradores. Las grandes superficies han dejado de ser un sitio donde ir a comprar para convertirse en lugares de esparcimiento, por lo que el público que se acerca a dichas instalaciones, es elevadísimo y heterogéneo.

Dicho lo anterior, desde el punto de vista asegurador, el poder tener acceso a un público tan amplio y variopinto, puede ser un canal muy importante en la distribución de seguros.
Desde cierta perspectiva, las grandes superficies son el sitio idóneo para la venta de productos de previsión por parte no sólo de las compañías aseguradoras, sino también por parte de los corredores de seguros (vamos a centrarnos en las ventajas para estos últimos).
Uno de los problemas de los corredores de seguros es el acceso a los clientes, por lo que estando en una gran superficie de cara al público, las oportunidades de acercarse al cliente son infinitas, así como, al abarcar un público muy heterogéneo las posibilidades de distribuir seguros y otros servicios complementarios, son enormes.

La presencia física del corredor de seguros en las instalaciones de estas grandes superficies hace que se pueda realizar un asesoramiento y venta de cualquier tipo de seguro a un público que, además, cuenta con la característica de ser habitual y asiduo a dicho centro comercial. Esto supone una gran ventaja al corredor de seguros ya que va a ser un cliente que se va a acercar a sus instalaciones frecuentemente.

Responsabilidad del corredor es aprovechar esas ventajas anteriormente indicadas para ofrecer un asesoramiento profesional en la distribución de seguros. Si el corredor ofrece un buen servicio en el asesoramiento, en la venta y en la post-venta o gestión de siniestros, junto con la ventaja de que los usuarios de los centros comerciales, normalmente son clientes frecuentes de la gran superficie, puede tener al cliente fidelizado.

Otra de las ventajas de la distribución de seguros en grandes superficies es que el tipo de seguro que se puede vender es de características sencillas, seguro de vida, accidentes, salud, autos, hogar etc.
A día de hoy, la competencia en el sector asegurador hace que el corredor tenga que hacer un esfuerzo adicional en hacer valer sus ventajas como especialista en el asesoramiento asegurador, por lo que el poder contar con un punto de venta en una gran superficie, puede ser un arma de éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario