miércoles, 30 de diciembre de 2015

EPSV ¿de banco o de aseguradora?

Hubo un tiempo en el que las compañías de seguros se dedicaban a ofrecer productos aseguradores y de previsión y en el que los bancos se dedicaban a ofrecer créditos, hipotecas, depósitos...  cada uno era experto en su parcela de negocio y nadie se planteaba entrar en la parcela del otro. En cualquier caso ahora el cliente puede elegir: ¿Banco o Compañía de seguros?

Pero en los últimos años, los bancos se han llevado prácticamente todo el negocio a su terreno, colocando en muchas ocasiones productos como los seguros de vida o lo seguros de hogar como parte de otras operaciones como los préstamos hipotecarios.


Este cambió también llegó a las EPSVs, hasta el punto de que en 2014, las EPSVs “asociadas” a bancos concentraban el 94% de los clientes totales de EPSVs de Euskadi. Se trata de clientes que, con frecuencia, ni siquiera desean el producto, sino que deben contratarlo para poder beneficiarse de mejores condiciones en otros productos como por ejemplo los préstamos hipotecarios.

Yendo más allá, algunos de estos clientes se encuentran en algunos casos realizando aportaciones cuasi obligatorias para poder mantener las condiciones de préstamos hipotecarios, algo que no beneficia en absoluto al cliente y que afecta negativamente a la cultura del ahorro voluntario, que es precisamente lo que pretende el concepto EPSV.

No obstante, en los últimos tiempos algunos planes promovidos por entidades aseguradoras están demostrando mantener un comportamiento mejor que el de las promovidas por entidades bancarias . Destacan sobre todo aquellas entidades que al no pertenecer a un grupo tienen más libertad para elegir las inversiones que realizan, lo que redunda en una mayor rentabilidad para sus asociados.

Así pues, aunque la Banca gana en número de clientes, esta victoria no es tan clara en el campo de la rentabilidad, que es lo realmente interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario