miércoles, 25 de enero de 2017

LOS DISPOSITIVOS WEARABLES IRRUMPEN EN EL SECTOR ASEGURADOR

Hace 50 años el capitán James T. Kirk usaba su intercomunicador de muñeca en Star Trek. 
Hoy Fitbit, Nike Fuelbands, Microsoft Band, Jawbone Up Move, Polar A360, Google Glass y Garmin, etc. están influyendo en cómo la gente vive y trabaja. Aunque hay muchos beneficios al utilizar la tecnología wearable, según los expertos, en la industria de seguros junto con la innovación llegan riesgos.

La tecnología wearable se refiere a los dispositivos electrónicos en miniatura que se usan debajo, encima de la ropa o se unen de alguna manera al cuerpo. Incluso pueden ser parte de la ropa. Estos dispositivos son capaces de recopilar una variedad de datos, incluyendo video y audio sobre la conducción, comer, ejercicio, otros hábitos y el comportamiento de los que los llevan. Y establecen comunicación de estos datos a través de ordenadores o teléfonos inteligentes a terceros como las compañías de seguros.