miércoles, 26 de abril de 2017

LA PEOR DECISIÓN ES LA INDECISIÓN

"La peor decisión es la indecisión." Benjamin Franklin (1706-1790)

¿Debe usted ahorrar para la Universidad o la jubilación? Seguramente se ha preguntado si debe poner su dinero en la educación de sus hijos o en su propio retiro. Siendo el buen padre que usted es quiere enviar a su futur@ M. Curie o A. Einstein a la universidad de su elección ¿pero eso significa que ahorrar para la universidad de sus hijos debe ser su prioridad financiera?
Pagar por la Universidad es una meta importante, pero es sólo parte de un plan financiero más amplio.

Teniendo en cuenta el costo de criar a los niños en estos días, los padres tienen que sopesar las prioridades, tomar decisiones difíciles y, posiblemente, priorizar el futuro de sus hijos. Mientras desarrolla su estrategia de ahorro para la Universidad, mantenga estos objetivos en mente:

  • Pagar la deuda a un alto interés: No tiene sentido invertir del 1% al 9% en sus ahorros universitarios cuando paga del 15% al 30% en su deuda en la tarjeta de crédito. Si usted debe más de 500€ en cualquier préstamo que cobra intereses de dos dígitos, pague primero.
  • Construir un fondo de emergencia: Usted necesita un fondo de dinero disponible para acometer los peligros de los gastos inesperados. Si no tiene ese dinero disponible cuando la cocina explote, el salón se inunde, o el techo se caiga, entonces tendrá que recurrir a la tarjeta de crédito, al fondo de jubilación o a la hucha-cerdito de la universidad. Esto no está bien. Por tanto, debería mantener un fondo de tres a seis meses de gastos en una inversión.
  • Obtenga un seguro adecuado: Compre una póliza de seguro de vida pensando en 10 ó 20 años para reemplazar los ingresos (o los servicios de tutela y mantenimiento de los hijos). También examine el seguro de incapacidad, ya que es más probable que un trabajador esté temporalmente sin trabajo (debido a una lesión o enfermedad) que permanentemente.
  • Ahorrar para el retiro: Puede sonar egoísta, pero ponga en primer lugar sus años dorados antes que los años universitarios de su hijo. Si no tiene suficiente para cubrir la matrícula, su hijo o usted puede solicitar ayuda financiera y pedir dinero prestado. Sin embargo, no hay becas o préstamos para jubilados. 

“Si no has ahorrado lo suficiente para retirarte, entonces no puedes.”
Si piensa que se siente en conflicto al ponerse por delante de su descendencia, considere dejar de lado el dinero en un seguro de jubilación. Puede utilizar el dinero para gastos universitarios, siempre y cuando siga las reglas que le hemos comentado. Pero si usted no necesita usar ese dinero cuando venga la matrícula (quizás porque su pequeño genio ganó una beca), después usted puede ahorrarlo para el retiro.
Por supuesto, este es un consejo general, que puede no aplicarse a cada persona. Si está buscando más ayuda personalizada, consulte a nuestros mediadores o simplemente contacte con Surne.

Manfredo Vega
Director Surne Asturias


No hay comentarios:

Publicar un comentario